El plan de protección de la salud frente a las pseudoterapias sigue avanzando

El plan de protección de la salud frente a las pseudoterapias sigue avanzando

En noviembre de 2018, se aprobó el Plan de Protección de la Salud frente a las pseudoterapias, impulsado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Ministerio de Sanidad, a cargo María Luisa Carcedo y Pedro Duque al que siguió la campaña #coNprueba.

 Tres meses después de presentar el Plan, el Gobierno etiquetó como pseudoterapias 73 prácticas por carecer, según ellos, de cualquier rigor científico, ya que no disponían de ningún soporte científico sólido (ensayos clínicos o revisiones sistemáticas) que sirviera para evaluar su seguridad, efectividad y eficacia. De las 66 restantes, los ministerios de Sanidad y de Ciencia decidieron encargar la elaboración de un informe por cada una de ellas a RedETS.

La Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud (RedETS) pidió colaboración a diferentes asociaciones del sector con el fin de aportar evidencia científica de los últimos 5 años.  Aunque la Agencia nunca solicitó de forma directa colaboración a la Fundación Terapias Naturales, la Fundación le remitió la información requerida sobre algunas técnicas, y se brindó para aportar la información que precisasen sobre las técnicas restantes, con el objetivo de quitar la etiqueta de pseudociencia a las Terapias Naturales.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, remitió el 17 de diciembre de 2019 los primeros informes provisionales de 5 de las 66 técnicas sometidas a evaluación dentro del “Plan de Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias”. Las cinco primeras técnicas fueron las técnicas de Masaje Tailandés, Magnetoterapia estática, Sanación Espiritual Activa, Masaje Ayurvédico y Dieta Macrobiótica. Según estos informes provisionales, el Ministerio de Sanidad ya las catalogaba de pseudociencias al carecer, en su opinión, de evidencia científica.

Todos los informes preliminares de evaluación se someten a un proceso de revisión externa y en esta etapa, se invita a su organización a participar en el proceso de revisión externa de los siguientes informes preliminares de evaluación. Aunque la Agencia tampoco solicitó la colaboración a la Fundación Terapias Naturales, la Fundación le remitió la información requerida sobre algunas técnicas, y otra vez, se brindó a su entera disposición para colaborar.

El 19 de febrero de 2021, el Ministerio concluyó que estas cinco prácticas no tienen "evidencia científica" ni soporte en el conocimiento científico y, por tanto, desaconseja su utilización como finalidad sanitaria. Aunque no han quedado prohibidas, quien decida ofrecerlas no podrá hacerlo en un centro sanitario, ni publicitar sus supuestas propiedades sanitarias, ni impartir formaciones en universidades.

Además, otros seis informes están ya en proceso de revisión, y hay otra veintena en desarrollo. Los próximos son los que se refieren a la acupuntura para el dolor crónico; a la terapia floral; al yoga en condiciones clínicas seleccionadas; a la musicoterapia contra la ansiedad, estrés y depresión; a la reflexología podal; y al método Pilates en condiciones clínicas seleccionadas.

ESTA VEZ, REDETS SI QUE SOLICITÓ LA COLABORACIÓN A LA FUNDACIÓN TERAPIAS NATURALES, Y LOS OBSERVATORIOS DE LA FTN ENCARGADOS, YA ESTÁN ELABORANDO LA RESPUESTA.

 

Otras noticias relacionadas: